¿Qué está pasando en Siria?

Siria o la República Árabe Siria es un país de Oriente próximo que linda con el Mar Mediterráneo, Líbano e Israel por el oeste; Turquía por el norte; y con Jordania e Iraq por el sudeste. Tiene capital en Damasco pero su ciudad más poblada es Alepo. Estuvo bajo mandato francés hasta 1945, y desde entonces lleva gobernando la familia Asad, primero Hafez al-Asad y en el 2000 le relevó su hijo Bashar al-Asad.

Todo comenzó a principios del 2011, pero no de manera radical, en sus inicios solamente eran una pocas protestas en contra de la corrupción de los políticos de su país y los abusos de los derechos humanos. El gobierno reaccionó a estas protestas disparando, encerrando y torturando a protestantes y finalmente intentaron censurar todas estas protestas mediante brutalidad policial. Pero el resultado fueron más y más protestas, cada vez más brutales, hasta que el 20 de Marzo los protestantes quemaron una de las sedes del partido gobernante, murieron 15 civiles.

Al principio el presidente Bashar culpó a extranjeros que se “filtraban” entre su gente y les metía ideas erróneas en la cabeza pero el 25 de Abril de ese mismo año el ejército empezó a lanzar operaciones de gran escala contra los pueblos y ciudades rebeldes, en los que murieron aproximadamente mil civiles y más de 150 policías.

Debido a la presión que a la que el ejército les sometía muchos militares empezaron a desertar para proteger a los manifestantes, también muchos  de esos manifestantes comenzaron a hacer uso de las armas.

El primer enfrentamiento a gran escala ocurrió el 4 de Junio de 2011 en Jisr al-Shughur, una ciudad cerca de la frontera con Turquía. Los manifestantes incendiaron un edificio con policías dentro, en el que murieron ocho oficiales, y aprovecharon esta distracción para asaltar un cuartel de policía y robar armamento. Los enfrentamientos entre manifestantes y policía en esta ciudad continuaron durante varios días.

A finales de Julio surgió un grupo contra el gobierno llamado Ejército Libre de Siria (ELS), que tenían como líder a Riyad al-Asaad. Este ejército fue la primera resistencia armada dispuesta a derrocar al régimen de Asad.

La violencia fue creciendo hasta que a principios del 2012 los bombardeos se multiplicaron y los combates llegaron a Damasco y a Alepo, dos de las ciudades más grandes de Siria. Hasta entonces se había llegado a pensar que el final de la guerra estaba cerca pero entonces el presidente Asad pidió refuerzos al ejército iraní y a Hezbolá; una organización islamista que proviene de Líbano, Jordania. Los rebeldes, por su parte, encontraron financiación y armas en los gobiernos de Qatar y Arabia Saudí.

La ciudad de Homs era llamada la “capital de la revolución”, y durante el 2011 fue el centro de las manifestaciones y de ahí venían la mayor parte de los rebeldes. En Enero y Febrero del 2012 fue bombardeada varias veces dejando más de mil muertos, esto es conocido como la Masacre de Homs. Pero los bombardeos no pararon sino que se intensificaron y para enero del año siguiente había más de 12000 muertos.

Desde la ONU se intentó trazar un plan de paz para que los rebeldes y el ejército pasaran un alto el fuego. Ambos lados se comprometieron pero ninguno respetó el acuerdo y oficialmente fracasó a principios de Junio y los combates reanudaron, empezando por la ciudad de Hula, donde el ejército atacó dejando más de 108 muertos.

El 15 de Julio del 2012 las fuerzas rebeldes atacaron Damasco, pero el ejército respondió y estuvieron luchando ahí hasta principios de Agosto, hubo más de 2000 muertos. Pero pese todos los ataques contra su capital para finales de año el ejército había recuperado casi toda la ciudad. Los rebeldes también avanzaron en Alepo y, a pesar de la resistencia del ejército, consiguieron tomar la mayoría de la ciudad. 

Algunos de los comandantes rebeldes decían de que eso era “la revolución del Islam” y que lo único que querían era tener un país islámico pero sin extremismos ni Al Qaeda.

A finales de Noviembre del 2012 hubo una serie de atentados a Damasco, incluidos varias explosiones y bombardeos. Estos ataques alertaron a la ONU que enviaron un mediador, Lajdar Brahimi, para que negociara con el presidente sirio y le convenciera de dejar su cargo pero eso no ocurrió y Basah Al-Asad siguió gobernando. Los bombardeos y las masacres continuaron, los yihadistas aumentaron y, a principios del 2013, empezaron a ganar importancia grupos extremistas sirios como Al Qaeda, el Estado Islámico (EI) y el grupo yihadista Frente al Nusra.  El gobierno pidió ayuda a Irán, sus mayores aliados; Hezbolá y a Rusia para controlar la ruta hasta Alepo y empezaron a ganar territorio. El 21 de Agosto de 2013 un ataque con armas químicas mató a más de 1400 persona en la ciudad de Guta. El gobierno al principio se desentendió de ello, y sus aliados le apoyaron, culpando a los rebeldes. Pero tanto rebeldes como el presidente de los Estados Unidos por aquel entonces, Barack Obama, pidieron a la UN que investigaran sobre ello. Para finales de Agosto Estados Unidos y Francia anunciaron que iban a atacar Siria, y más tarde Turquía se les unió. Este ataque fue apoyado por Arabia Saudí, Emiratos Árabes, Qatar, Kuwait, Omán y Barein; ya que opinaban que se necesitaba una ofensiva inmediata para controlar la situación en Siria. El 6 de Septiembre se confirmaron once gobiernos simpatizantes de los rebeldes:  Australia, Japón, Corea del Sur, Canadá, Italia, Arabia Saudí, Reino Unido, Francia, Estados Unidos, España y Turquía. Pero los combates no cesaron y se concentraron en las zonas de Alepo y Damasco.

El gobierno sirio controla una gran parte del oeste del país, incluidas las ciudades de  Damasco y Alepo. La frontera con Turquía y parte de la de Iraq es rebelde. y el este y algunas pequeñas partes del sur son yihadistas.

La reciente caída de Alepo en manos de Bashar al-Asad ha cambiado bastante toda la situación, dándole bastante ventaja. Ahora mismo el ejército rebelde ya no cree tanto en la posibilidad de ganar la guerra y está bastante posible que pierdan.

Todos estos conflictos están obligando a los sirios a huir de su país, tanto a lugares cercanos, como Jordania o Israel; o también a Europa, donde no son recibidos con los brazos abiertos. Los pocos que sobreviven el peligroso camino hacia occidente suelen ser rechazados y enviados a otros países. Pero se espera que tras la caída de los rebeldes todo empiece a calmarse finalmente.

Slovenska_vojska_tudi_med_vikendom_v_velikem_številu_pri_podpori_Policiji_01_B

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s